1.23.2013

Saris

























  Ya iba siendo hora.


  Otra vez la India. Creo que me gustaría vivir allí algún día. Tus problemas son más pequeños e incluso se olvidan cuando ves un tempo de unos cuantos cientos de años. Cuando ves a los niños, a los monjes. Los mercados. Los olores. India es inconfundible por sus olores. Las sonrisas. Alli siempre sonrien.
  Los colores de los saris.